¡Si has pensado en suicidarte dedica sólo 5 minutos en leer esto!

Photo by cottonbro from Pexels

¡Muchas gracias!

No sé por qué has llegado hasta aquí y tampoco sé quién eres, pero me alegra de que me estés leyendo en este momento. Sólo soy alguien que empatiza mucho con el dolor de las personas, por lo que no quiero convencerte de nada.

Puedo suponer que si estás leyendo este post es porque estás pasando por un mal momento. ¡Entiendo tu preocupación! Me hubiese encantado estar ahora mismo a tu lado y poder hablar directamente contigo, pero como sé que no es posible, intentaré conectar contigo desde aquí.

A lo largo de los últimos años he tenido contacto con personas que han pensado en el suicidio, al igual que tú lo puedas estar pensando ahora. Por eso, durante las siguientes líneas me gustaría poder compartir contigo algunas ideas.

Imagino que si estás pensado en quitarte la vida, te sientes muy mal y estas sufriendo mucho, y no quiero intentar decirte lo que tienes que hacer, pero si has llegado hasta aquí es que sigues conmigo y esto es muy bueno, por lo que quiero darte las gracias. Esto significa que al menos sientes la ambivalencia; sientes la confusión en lo más profundo de tu corazón sobre lo que tienes que hacer para solucionar tu situación. No es raro lo que sientes, a mucha gente le ocurre y es absolutamente normal. Estar un poco inseguro sobre qué hacer significa que una parte de ti todavía quiere vivir, así que me quiero agarrar a este sentimiento en estos momentos

Los pensamientos suicidas surgen en el momento en el que el dolor que estas sintiendo sobrepasa la puesta en marcha de cualquier recurso para superar la situación, por lo que no es algo que se elige , y por ello quiero que sepas que no eres una persona vulnerable o frágil por tener estos pensamientos. Ni siquiera significa que quieras que tu vida acabe, sino que sientes tanto dolor que crees que no lo puedes soportar en este momento.

Cuando este dolor emocional sobrepasa los recursos para poder controlarlo, el resultado puede ser el comienzo de las ideas o sentimientos suicidas. El suicidio es uno de los recursos que encuentran las personas para afrontar el dolor. Cada persona es muy diferente; cada uno afronta el dolor de forma distinta. Lo que para una persona puede ser soportable, para otros puede ser que no lo sea

 

Visto desde esta perspectiva y no como una elección personal, los sentimientos de suicidio se podrían aliviar si el suicidio no se viese como una solución definitiva a un problema temporal.  Si encuentras la forma de reducir el dolor y aumentar los recursos de afrontamiento es posible que el dolor disminuya.

 

Querido lector, al igual que me has leído hasta ahora con paciencia, date tiempo cuando te vengan los pensamientos suicida a la mente. Puedes apuntarlo en un papel y tenerlo siempre contigo. Por ejemplo: «Esperaré hasta mañana antes de hacer nada». Sentir y hacer son cosas diferentes; pensar en el suicidio no significa que lo tengas que hacer. Espera y sigue adelante. 

Como he dicho antes, las personas se suicidan porque están sufriendo mucho y quieren terminar con el dolor buscando un alivio. Visto desde esta perspectiva es que les importa su persona y no quieren sufrir más. El alivio es un sentimiento y para poder sentirlo, como cualquier emoción, tenemos que estar vivos. Por lo que te pediría que hablases sobre tus emociones y las ideas de suicidio. Estadísticamente aumenta la probabilidad de que vayas a vivir. No estás sólo, habla sobre lo que estas sintiendo.

Puede ser que cada persona reaccione de diferente manera ante tus ideas suicidas. En el caso de que reaccionen de forma distinta a la que se podría esperar, ese comportamiento no es acerca de ti, sino acerca de sus miedos. Sienten miedo a equivocarse o sobre cómo pueden ayudar. Pero existen otras personas que no te juzgarán y te mostrarán su preocupación. AHORA que te estás dando ese tiempo hasta mañana, intenta ponerte en contacto con alguna persona en la que confías y cuéntale lo que te está pasando. También puedes acudir a algún profesional que te apoye en estos momentos.

Por último te agradecería si te hicieras un plan de seguridad con todos los recursos a los que puedas acudir cuando te veas invadido por los pensamientos suicidas. Te ayudara a poder sobrellevar las situaciones difíciles.

 

MUCHAS GRACIAS POR LLEGAR HASTA AQUÍ. RECUERDA QUE NO ESTÁS SOLO

 

Fuente bibliográfica: metanoia.org (en inglés)

 


Simona Ionela Puiu

Psicóloga y Maestra, actualmente cursando Máster Universitario en Psicología General Sanitaria. Máster en neuropsicología clínica y formación en violencia de género y atención psicológica telemática inmediata. 

¡Cóbrate tu derecho de equivocarte y cambiar!

Sólo vivimos una vez (o no) y estamos demasiado pendientes a hacer las cosas de forma perfecta y sin ningún error, como si la perfección fuera un fin en sí mismo y no un ideal a conseguir. Y el asunto es que convertimos nuestra existencia en una continua pérdida de tiempo esperando algo que nunca llega, perdiendo cosas por el camino y olvidando que la vida es eso: lo que nunca llegamos a conseguir por nuestros propios miedos y no porque nadie ni nada nos lo quitó.

Tener una relación de pareja sana, ser padres o madres honestos,  conseguir un sueño y miles de cosas importantes de la vida requieren de tus errores. En la cultura mediterránea los errores se pagan caros. Es algo que parece que hay que evitar a toda costa, que hay que vivir con vergüenza o que es imperdonable. Sin embargo, los fracasos son una enorme fuente de conocimiento que nos hacen mejores personas y que nos acercan más a acertar la próxima vez. De esa forma nuestros aciertos se alimentan de nuestros errores y el único fracaso real será el no haberlo intentado.

En consecuencia vive intensamente, sueña y asume el riesgo que supone disfrutar de ella a grandes sorbos.  Empieza tu vida cada cinco minutos. Si te equivocas, recuerda que siempre tendrás derecho a cambiar….

Hablar del suicidio en primera persona

¿Hablar del suicidio? Sí, pero bien. 

Desde que en el año 2000 la Organización Mundial de la Salud publicara su informe sobre el impacto de los medios de comunicación al informar del suicidio y las recomendaciones de cómo informar correctamente sobre el suicidio en general o específico, se ha generado un debate continuo sobre los límites de la libertad de expresión, el interés periodístico y la responsabilidad de los medios en contribuir a la prevención del suicidio.

En líneas generales, y tal y como afirma la citada organización, existe evidencia suficiente para sugerir que algunas formas de tratamiento periodístico están relacionadas con un aumento estadísticamente significativo de suicidios, mientras que ciertos estilos de manejo de la información, útiles, exactos y apropiados, pueden ayudar a prevenir conductas suicidas. En este sentido, las recomendaciones del tratamiento de la información se basan en la interpretación cuidadosa de las estadísticas y el uso de fuentes fiables, evitar descripciones del método, las exageraciones y el trato sensacionalista, prescindir de explicaciones simplistas, y tener muy en cuenta el impacto sobre las familias u otras personas del entorno que se han visto afectadas por el fallecimiento.

 

Por todo ello es imprescindible la organización de acciones formativas a los profesionales de la comunicación por parte de profesionales de salud mental con amplios conocimientos y experiencia en conducta suicida, para que, de forma progresiva, se vayan construyendo nuevas formas de comunicar e informar sobre el suicidio.

 

En este contexto, se hace necesario reflexionar sobre los testimonios en primera persona, que han encontrado en los medios de comunicación una forma de compartir información y experiencias personales con un público amplio. Sin duda, la visibilización de las personas que han pasado directamente por la experiencia de la conducta suicida, está contribuyendo a la ruptura de estereotipos y tabúes, al aumento del movimiento asociativo y a generar nuevos espacios de cambio social. Por este motivo, parece lógico que esta exposición pública obligue, en cierta manera, a la necesidad de que estos testimonios conozcan y respeten las directrices antes mencionadas.

El problema surge cuando, de alguna manera, se entiende que someter los testimonios de primeras personas a recomendaciones institucionales pueden precisamente sesgar estas opiniones y estas vivencias. Como superviviente de suicidio, presidenta de AFASIB y psicóloga, me he encontrado con esta reflexión algunas veces contradictoria y confusa cuando desde la asociación hemos ofrecido nuestro testimonio sincero en entrevistas y reportajes.

Por un lado, es cierto que todas las personas tienen sus vivencias y su forma de describirlas, y por otro, el sentido de nuestra proyección pública va (o debería ir) más allá de nuestra propia historia, ya que nuestro objetivo es ayudar a otras personas que estén pasando por una situación muy similar, pero no la misma.

Así, la pregunta que debemos hacernos es precisamente esta: ¿Qué es lo que quiero transmitir al que me está escuchando, viendo o leyendo? ¿Qué sentido tiene para mí exponerme públicamente? Si la respuesta es ayudar a los demás, enviar un mensaje de solidaridad y empatía como “yo he estado allí, y el dolor se transforma, puedes encontrarle un sentido a lo que ha ocurrido, puedes integrarlo en tu vida, aunque duela”. Entonces tienes que plantearte tu responsabilidad como comunicador/a, encontrar la manera de expresarte sin perder de vista que el foco de atención no eres tú, sino la persona que te está escuchando, de qué manera tu experiencia puede ayudarle o reconfortarle. Se trata de encontrar un sentido a nuestra imagen pública y la de nuestro ser querido para que de esta exposición pública pueda surgir un cambio social, en nosotr@s y en l@s otr@s.

 

María Francisca Morell García

Psicóloga en intervención social de Cruz Roja Islas Baleares. Cursando el máster en psicología general sanitaria. Miembro del Grupo de Trabajo de Investigación, Prevención y Actuación en la Conducta Suicida del Colegio Oficial de Psicología de las Islas Baleares. Presidenta de AFASIB, familiares y amigos supervivientes por suicidio de las Islas Baleares.


MÁS INFORMACIÓN

IIª Jornada sobre “Acción Comunitaria para la reducción de las desigualdades sociales en salud” (XIX JORNADA DESIGUALDADES SOCIALES Y SALUD)

El próximo jueves 17 de octubre de 2019 en el Aulario «La Bomba» -Edificio 1812- (Universidad de Cádiz) Paseo Carlos III, 3  – 11003 Cádiz se celebrarán las IIª Jornada sobre “Acción Comunitaria para la reducción de las desigualdades sociales en salud” (XIX JORNADA DESIGUALDADES SOCIALES Y SALUD).

Esta actividad está organizada por la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Andalucía (ADSP-A) y el Grupo de Investigación de Salud Pública de Cádiz (GISPCA). También colaboran la Universidad y la red de Acción Local en Salud de Cádiz y la Sociedad Española de Epidemiología.

Este año la jornada pondrá énfasis en las desigualdades en salud mental. Papageno.es participará en el acto con una ponencia: “Las mil caras del suicidio: perspectiva local y desigualdades” que será desarrollada por dos colaboradores , Daniel Jesús López Vega y Francisco Rodríguez Laguna

Resumen:

«La conducta suicida es un fenómeno multicausal y complejo que nos afecta a todos y tiene importantes graves consecuencias individuales, familiares y para la sociedad en su conjunto. El suicido es una manifestación de un grave malestar psicológico y emocional que está afectado por las desigualdades sociales en salud y la cultura. Históricamente se ha mantenido en el terreno de la moral, el estigma y el tabú perdiendo su consideración como problema de salud pública. Pero ¿es lo local el medio más eficiente para afrontar su prevención?, ¿qué variables median las desigualdades en salud y el suicidio?

Nuestro mundo globalizado inundado de tecnologías de la comunicación tiene el reto de volver a dar el protagonismo a las comunidades locales, recuperando los valores tradicionales relacionados con el apoyo familiar y social, para afrontar algunas de las enfermedades más letales de nuestra especia: la soledad, la desesperanza y su cara más lúgubre: el suicidio.»

Si deseas asistir a la jornada, estáis invitad@s,

 

“Encontrarnos, salir de nuestra casa, echarse al camino, trabajar en la ligazón conflictiva, prudente o feliz, entre los pedazos de mundo”.

 

INSCRIPCIÓN

Página web del evento

 

Las señales del suicidio y sus factores protectores

Marilú Ancona. Servicio de Atención Psicológica Integral Peninsular

Nuestra colaboradora Marilú Ancona, psicóloga del Servicio de Atención Psicológica Integral Peninsular en Mérida (México) participa en Radio Yucatán en el espacio Voces en Movimiento destacando los factores protectores de la conducta suicida y las señales que existen para la detección precoz de los casos de riesgo.

 

«Pedir ayuda es de valientes»

Marilú Ancona, psicóloga en Mérida (México)

 

En Yucatán la tendencia suicida se ha incrementado en los últimos años, con mayores tasas que la media mexicana. Se estima, además, que las cifras oficiales son menores a las reales. 


MÁS INFORMACIÓN

 

Nuestro primer día Mundial para la prevención del suicidio

El pasado martes 10 de septiembre papageno.es presentó la asociación y las actividades desarrolladas en sus primeros siete meses de vida, en la jornada organizada en el Caixa Forum de Palma de Mallorca en un acto organizado por Afasib (Familiars i Amics Supervivents per suïcidi de les Illes Balears) con motivo del día Mundial para la prevención del suicidio.

Nuestro colaborador, Daniel López presentó la asociación a los asistentes reforzando la idea de mantenerse unidos para aprovechar las sinergias desde una filosofía de multidisciplinariedad e interinstitucionalidad de todos los agentes implicados y de la sociedad en su conjunto. López destacó la importancia de una respuesta más honesta de la administración ante este problema de salud pública que no puede seguir invisible, así como la importancia del papel de los profesionales sanitarios, periodistas, políticos y el movimiento asociativo.

Entre las actividades desde el nacimiento de la asociación de profesionales papageno.es el ponente destacó las actividades de formación y sensibilización y la actividad a través de redes sociales. Actualmente 12 asociaciones de carácter nacional están adheridas a la iniciativa que cuenta con la colaboración de más de 20 profesionales.

Si desea acceder a la presentación pulse sobre el link. 


MÁS INFORMACIÓN

El proyecto ISNISS y papageno.es abren canales de colaboración

ISNISS es una iniciativa reciente (marzo de 2019) fundada por un grupo de psicólogos con la finalidad de investigar e intervenir en la prevención de conductas disruptivas, autodestructivas, autolesivas y suicidas y la influencia de los entornos digitales sobre estas conductas. 

Los profesionales que componen Isniss, son especialistas de estas materias y expertos en redes en entornos digitales que tienen como principios esenciales el proteger, prevenir y educar, conocedores de la capacidad educativa de las TIC, pero también de los riesgos derivados de un uso inadecuado.

Papageno.es es una plataforma profesional de prevención y postvención de la conducta suicida que nació con la filosofía de ser un punto de encuentro y apoyo entre asociaciones que promueve, participa y/o colabora en acciones de atención del suicidio como problema de salud pública. 

Isniss y papageno.es son a partir de ahora dos asociaciones «amigas» que se comprometen a crear líneas de colaboración que aproveche las sinergias entre los objetivos sociales de cada una. 

 


MÁS INFORMACIÓN

Día Mundial para la Prevención del Suicidio: el éxito cuando se hacen las cosas bien

Cada año, cuando el verano ya llega a su fin, se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. El día 10 de septiembre se dedica a dar visibilidad a un problema oculto de salud pública (cada vez menos oculto) que es responsable de unas 800.000 muertes anuales a nivel mundial.

El reto para afrontarlo es sin duda una tarea titánica y aún queda tanto por hacer que parece osado que un día dedicado a un tema tan doloroso pueda provocar una sonrisa en alguien. Sin embargo, no todo alrededor de este tema es negativo. En la jornada de este año diversas instituciones han organizado actos en otros tiempos impensables que han contado con una importante asistencia de público en general y de profesionales. En un país, donde todavía no existe un plan Nacional de Prevención del Suicidio, parece que las asociaciones están movilizando a las diferentes fuerzas sociales para motivarlas a frenar este fenómeno que tiene consecuencias individuales pero también importantes repercusiones familiares y sociales.

Nuestra felicitación para todas las asociaciones que participaron en algún acto de este tipo. Muchas gotas de agua en movimiento pueden convertirse en una fuerte corriente que acabe con el estigma que cae como una losa sobre este problema y que fomenta los mitos que lo mantienen. 

Desde papageno.es, por invitación de la Associació de Familiars i Amics Supervivents per suïcidi de les Illes Balears (AFASIB), tuvimos la oportunidad de participar en la jornada organizada en la Caixa Forum de Palma de Mallorca. Para quien ha participado en la organización de algún acto de este tipo no le será ajeno el cúmulo de problemas, sinsabores, estrés e ilusión que se mezcla en un crisol y que hace que pienses en que nunca volverás a organizar algo así, aún sabiendo que más pronto que tarde volverás a hacerlo.

Cuando las cosas nacen de la ilusión de un  grupo de personas dispuestas a regalar una tarde como la que todos y todas las participantes al acto vivimos, se demuestra que las grandes cosas se construyen de cosas pequeñas. El éxito es fruto del trabajo duro y la recompensa de quien está dispuesta a todo para dar un sentido a una de las vivencias más duras, la pérdida de un ser querido por suicidio. Es el caso de AFASIB, con su presidenta al frente, Xisca Morell.

 

“LLEGAR JUNTOS ES EL PRINCIPIO. MANTENERSE JUNTOS, ES EL PROGRESO. TRABAJAR JUNTOS ES EL ÉXITO”. HENRY FORD.

 

Xisca hace de las contrariedades de la vida virtud. Y así se reunieron en una sala a diferentes organizaciones que esa tarde se fundieron en una sola. Sin protagonismos, representantes de la administración autonómica y del ayuntamiento, del Colegio de Psicología de las Islas Baleares, periodistas, el indispensable Teléfono de la Esperanza, la RED-AIPIS, la asociación Ángeles de Azul y Verde de prevención del suicidio en cuerpos policiales, representantes del Observatorio del Suicido y colaboradores de papageno.es.

Pero, lo que es más importantes, allí estuvieron los supervivientes, personas que han vivido este drama de forma cruenta y que suman su voz para decir basta a vivir este problema de forma oculta tras el telón de la vergüenza. También estuvieron muchas otras personas anónimas dispuestas a unirse para luchar por un tema tan sensible y que provoca tanto malestar en nuestra sociedad.

Cuando lo profesional se une a lo humano las cosas salen bien. Y eso ocurrió. AFASIB nos regaló una tarde mágica y nos demostró que a pesar de todo lo que nos queda por delante, hablar del suicidio no es sólo necesario, sino posible. El éxito no es una cosa individual. El éxito es de los más de 3.500 muertos anuales por suicidio que muchas veces son invisibles. De todos aquellos que ni siquiera aparecen en las estadísticas, de los supervivientes que perdieron una parte de sí mismos para siempre y de la sociedad general que gracias a estos pequeños actos se vuelve, un día al año, más humana.

Ahora toca convertir los 364 días que nos faltan hasta el próximo Día Mundial en oportunidades para acompañar a esas personas que sufren y que están clamando ayuda para salir del pozo de las ideas suicidas. Porque el suicidio es prevenible, ¡Lucha!

Afasib organizó un acto con motivo del Día Mundial de Prevención del Suicidio en Mallorca que contó con gran participación de público y profesionales

Marilú Ancona: «Es importante dar a conocer los mitos sobre el suicidio para combatirlo»

Marilú Ancona: «Los Mitos del Suicidio»

La psicóloga mexicana Marilú Ancona en su participación en el programa «Voces en movimiento» de Radio Yucatán tuvo la oportunidad de hablar sobre el controvertido tema de los mitos relacionados con el Suicidio.

Según Ancona los mitos son ideas muy arraigadas en la sociedad y difíciles de cambiar. La prevención del suicidio pasa por darlos a conocer para cambiar la forma en la que nos aproximamos al dramático fenómeno del suicidio.

Puedes obtener más información en el vídeo adjunto. El suicidio es un problema global y para prevenirlo se requiere la participación de todos y todas.

Marilú Ancona Rosas

Licenciada en psicología clínica. Terapeuta cognitivo conductual. Máster en psicología clínica aplicada. Especialista en manejo de duelo. Fundadora del grupo de ayuda mutua «Renacer Mérida» (México), para padres que afrontan la muerte de un hijo. Miembro del grupo interinstitucional para la prevención del suicidio en Mérida. Docente en talleres para prevención de suicidios. En proceso de formación del grupo «Ancla de la Esperanza» para sobrevivientes de suicidio.

Aprender a decir adiós

Nada hay más doloroso emocionalmente que la pérdida de una persona a la que se ama. Vivimos en una sociedad que potencia la idea romántica del «amor eterno». Esta falacia está detrás de muchas rupturas que no aguantan la tensión provocada por la idealización. Pinta la vida como un viaje que hacemos acompañados en todo momento de la gente a la que amamos tanto dentro de la pareja como en la vida familiar y social.

¡Mentira! El resto de personas entra y sale de nuestras vidas de forma más o menos abrupta y desaparecen del mismo modo. Cuanto antes aceptemos este hecho, antes estaremos preparados para transitar por el sendero de la felicidad. Quizás pienses que el mundo es un teatro y que el resto de figurantes sólo está ahí para darle sentido a tu vida, pero esto no es cierto. Nadie nació para hacerte feliz. Sólo tú

 

Con ella descubrí que hay amores eternos  que duran lo que dura un corto invierno…

Joaquín Sabina

 

La pérdida es consustancial a nuestra existencia y aprender a afrontarla quizás sea unos de los aprendizajes más útiles. Un camino de madurez que no se puede hacer sin ciertas dosis de sufrimiento que nos llevará a entender el trayecto como un viaje que hacemos con la única compañía de nosotros mismos. Cuando afrontamos pérdidas muchas veces nos resistimos a dejar ir a la otra persona. Confundimos nuestros deseos con lo que debería ocurrir y pensamos que la realidad es injusta cuando muy probablemente la realidad sea sólo lo que es. «Dejar ir» es una tarea complicada, pero obligada si deseamos recuperar nuestro equilibrio y respetar el curso natural de las cosas adaptándonos a los cambios que esto supone.

Haz un pequeño paréntesis en lo que estés haciendo y párate a pensar en cuantas cosas y personas estuvieron en tu vida y se marcharon para no volver. Por muy joven o mayor que seas las encontrarás. Quizás un día pensaste que serían para siempre. No lo fueron y eso no hace menos bonito lo que viviste. Puede que el ejercicio te provoque añoranza, pero puede también que te vuelva a hacer feliz. Nada ni nadie puede robarte tus experiencias, mientras que seas capaz de recordarlas. Intenta recuperarlas y vuelve a sentir lo de entonces. Los recuerdos son un tesoro que guardas en una caja y que puedes sacar cada vez que desees para disfrutarlos si eres capaz de entender que luego tendrás que devolverlos a su lugar. Ya no están. Acéptalo.

¿En qué has pensado? ¿Las amistades de tu niñez? ¿Tu primera pareja a la que juraste amor eterno? ¿Tu madre o tu padre que fallecieron? ¿Tu hijo o hija, tu hermano o hermana…? O quizás ¿La casa en la que pasaste tu niñez, tu primera moto, tu coche? Nada estará ahí para siempre. Saca el recuerdo de tu caja, permítete volver a disfrutar con su recuerdo y devuélvelo, no te pertenecen. Sólo tus emociones son tuyas.

Inevitablemente mientras escribo, mis recuerdos también me transportaron a mi pasado. Seguro que desvaídos por mis deseos y por el tiempo, me llevaron a la casa familiar de siempre, a una tarde de invierno soleada, al olor de tetina de goma y leche caliente (alrededor alguien corretea) y, como no, a la figura de mi madre. Casi puedo escucharla reír. Imagino que la existencia de la felicidad es incierta, pero en caso de que exista a mí me lleva a el estado de plenitud y seguridad de cuando ella estaba. Ya no queda nada de mis padres, la casa se vendió y ahora viven otras personas que la llenan con sus cosas. Mientras acabo esta línea sé que los tendré que devolver a la caja, no me pertenecen. Lo que sentí mientra los pensaba, eso, eso me lo quedo.

 

«…cuando te encariñas de una cosa, no con algo que no te pueden quitar sino con algo como una jarra para el agua o una copa de cristal. deberías tener en mente lo que es, para no sentirte afectado cuando se rompa. Lo mismo debe ocurrir con las personas; si besas a tu hijo, o a un hermano o a un amigo… debes recordar que amas a un mortal y que nada que ames es de tu propiedad; se te entrega durante ese momento, no para siempre ni indisolublemente, sino como un higo o un racimo de uvas en la estación adecuada del año, y si lo ansías durante el invierno, eres un loco. Asi que, si sientes añoranzas por tu hijo o por un amigo, cunado no te es dado tenerlo, debes saber que añoras un higo en invierno».

EPICTETO (Hierápolis,​ 55-Nicópolis, 135)

 

No soy superviviente y aunque conozco a gente con la que compartí experiencias que fallecieron por suicidio sólo puedo imaginar por empatía como se siente alguien que pierde a un ser querido y ve su vida destrozada por el terrible mazazo de perder a alguien de esta forma. Pero si tú has pasado por ese mal trago te invito a que este rato lo pasemos juntos. Sin límites. Tu y yo. Sin máscaras ni caretas. No como terapeuta y superviviente, sólo como personas. Te acompañaré a la caja de tus recuerdos. Te ayudaré a sacar los más felices y podrás revivirlos. Una persona es mucho más que la causa de su muerte. Cuando seas capaz de recordarlo sin añorarlo, cuando seas consciente que luego tendrás que volver a dejarlos, cuando tengas claro que no te pertenecen que no nacieron para hacerte feliz a ti, yo estaré ahí, silencioso. Sé que lo conseguirás. Ya hice el viaje otras veces y me fío plenamente en que tendrás éxito en tu tarea.  Luego, yo también me iré. Estaremos juntos sólo en ese momento, pero no para siempre. No nos pertenecemos. Con el paso del tiempo a veces tu presencia se volverá más nítida y recordaré lo que vivimos juntos. Ambos nos dejaremos marchar y recordaremos con alegría el haber pasado este instante juntos.

Este texto está dedicado a todas las personas que perdieron a alguien por suicidio. No estáis solos. Siempre habrá alguien dispuesto a acompañarte un trozo del camino. Búscalos, la vida es como una colcha echa con retazos que tú tejes. Sólo de ti depende el resultado, déjame estar también ahí para verlo.  

Este texto también está dedicado a todas las personas que amaron y perdieron lo que amaron, en especial a ella, que leerá este texto de las primeras. Que el miedo a perder lo amado no te prive de amar. Cuando ya no quede nada siempre quedarás tú dispuesta a seguir levantándote después de cada caída, cada vez más fuerte. La mejor versión de ti misma. Siempre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: