Categoría el Prevención del suicidio

Necesidades actuales en la Psicología y la Prevención de la Conducta Suicida

Tiempo de lectura: < 1 minutos
Una mesa redonda en la que se pondrá de manifiesto, desde el punto de vista de diferentes profesionales, la capacidad de mejora que tiene la Psicología para hacer frente a este problema de Salud Pública.

Acto institucional sobre la prevención del suicidio de la Asociación Alhelí el 10 de septiembre

Tiempo de lectura: < 1 minutos

 

La Asociación Alhelí,  asociación malagueña para la prevención del duelo patológico y acompañamiento en los procesos de pérdidas, duelos y separaciones celebrará este viernes 10 de septiembre un acto institucional con lectura de manifiesto sumándose a los actos en torno a este día, visibilizando este grave problema de salud mental como es el suicidio y las consecuencias derivadas, duelo complicado para los que sobreviven. 

Alhelí es el recurso específico que desarrolla actualmente una importante labor preventiva y terapéutica con terapias grupales específicas para personas supervivientes al fallecimiento de un familiar o allegado. 

Alhelí que cuenta con una antigüedad de cinco años en la capital malagueña, ofrece atención psicológica y social a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido previniendo la aparición de duelos complicados independientemente del motivo o causa de muerte 

Se ofrece a los dolientes una atención continuada tanto a nivel individual (a través de un abordaje psicológico individual personalizado) como grupal en los grupos de ayuda mutua  para superar de forma positiva este proceso y para prevenir de igual modo las complicaciones derivadas. 

El suicidio, en la actualidad sigue siendo un problema invisibilizado de salud de primera magnitud, al igual que el duelo, que no se contempla tampoco como  problema público 

En estos tiempos de pandemia no sólo hemos perdido lamentablemente a familiares y allegados sino que hemos perdido salud, trabajo, calidad de vida, pareja, seguridad o libertad  y  seguimos sin disponer de apoyo institucional desde los diferentes niveles de atención sanitaria y social líneas de trabajo o programas a implantar que ofrezcan atención digna y continuada. 

Alhelí es entidad asociada a Papageno, recursos ambos específicos que visibilizan y reivindican esta necesidad.  

 

 Asociación Alhelí 

Dirección: calle catedrático Cristóbal Cuevas 13. 29010 Málaga 

Teléfono: 645 688 890  

Email: asociacionalhelimalaga@gmail.com 

Facebook / Twitter / Instagram / YouTube : Asociación Alhelí 

 

Araceli Ortega Martínez, Psicóloga Papageno y Psicóloga Alhelí 

VIII Balearic Meeting of European Residents and Young GPs

Tiempo de lectura: < 1 minutos

We will never walk alone

September 10th-11th 2021

Este año en el VII Encuentro Balear participará nuestra compañera y presidenta de AFASIB , Xisca Morell García, el día 11 de septiembre de 9:15-10:00h con su intervención en la sesión plenaria: «Conducta Suicida: un reto profesional». 

MÁS INFORMACIÓN

Curso: La psicología de la prevención y la postvención de la conducta suicida

Tiempo de lectura: < 1 minutos

Delegación de Cádiz del COP de Andalucía Occidental

Descripción

Programa e inscripción

Detalles Específicos

Fecha Inicio

2021-09-09

Fecha Fin

2021-09-09

Tipo de Actividad Formación Propia

Lugar

Cádiz, Córdoba, Huelva, Sevilla, Otra Provincia

Modalidad de Impartición Presencial, Online

Precios

Tasa, Tasa con Dto.

Dirigido a

Colegiados/as COP-AO, Miembros Asociados COP-AO, Psicólogos/as Colegiados otros COPS, Precolegiados/as COP-AO, Estudiantes Psicología, Psicólogos/as No colegiados, Otros Profesionales

Temática

Clínica y Salud

Tipología

Curso

Objetivos

OBJETIVO GENERAL

Reflexionar sobre el suicidio como reto de salud pública, las desigualdades sociales y la necesidad de implementar estrategias psicológicas para su abordaje.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

• Abordar el estigma sobre le suicidio como barrera para la atención de personas con conductas suicidas.

• Detectar colectivos de riesgo en relación a las desigualdades sociales en salud.

• Conocer la realidad del suicidio en el colectivo LGTBI.

• Analizar al colectivo de personas que han perdido a un ser querido por suicidio como grupo de riesgo en la aparición de conductas suicidas.

• Informar del abordaje de la conducta suicida desde la perspectiva de las comunidades autónomas: estudio del caso de Andalucía.

• Promocionar la investigación científica sobre el suicidio como forma de comunicar y crear evidencia.

• Identificar las oportunidades y amenazas de Internet en el abordaje de la conducta suicida.

• Describir las autopsias psicológicas como instrumento de investigación y abordaje del suicidio.

• Estudiar el suicidio como riesgo laboral.

• Describir experiencias de prevención del suicidio en el entorno policial.

PROGRAMA EN PDF

Webinar -Estrategias de prevención del suicidio en situación de pandemia (COVID-19)

Tiempo de lectura: < 1 minutos

En el Marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, la Cátedra de la Maestría en Gestión Integral del Riesgo de la Universidad Ducens (México) le invitan al webinar de acceso libre: «Estrategias de prevención del suicidio en situación de pandemia (Covid19)»

▪️ Ponente: Prof. Psic. Natalia Lorenzo Ruiz.
Counselling. Psicóloga Especialista en Psicología de Emergencias y Psicotrauma.

▪️ Día: jueves 09 septiembre, 2021.
▪️ Hora: 12:30 hrs 🇲🇽 CDMX / 18:30 hrs España.

Inscríbete en: https://universidadducens.edu.mx/contactenos/

El proyecto «La niña amarilla», se adhiere a papageno.es

Tiempo de lectura: 2 minutos

El proyecto y libro La Niña Amarilla  parte de la experiencia de la periodista valenciana María de Quesada. María intentó suicidarse a los quince años y más de veinte después ha decidido contar su historia y la de otra veintena de personas, de España y otros lugares del mundo, que dan su testimonio de primera mano para contar su conducta suicida con la intención de ayudar a otras que puedan estar viviendo una situación vulnerable. A partir del libro, María ha creado una asociación con fines sociales, sin ánimo de lucro, que lleva el mismo nombre y a la que irá destinado cualquier beneficio del libro. La asociación ‘La niña amarilla’ está presidida por la autora del proyecto, María de Quesada, y las profesionales de la comunicación Desirée Tornero y Cristina Martínez, actualmente tesorera y secretaria, respectivamente.

Sus fines giran en torno a la prevención y la comunicación:

  • Promover la prevención del suicidio en diferentes ámbitos sociales
  • Romper el tabú del suicidio en la sociedad
  • El estudio, la investigación y la difusión de la prevención del suicidio
  • La planificación de actividades, conferencias y talleres
  • Acercar la temática del suicidio a la juventud a través de actividades y charlas
  • Incluir el tratamiento del suicidio en los medios de comunicación y en las universidades de Periodismo y Comunicación
  • Colaborar con otras asociaciones y entidades públicas o privadas afines siempre y cuando el objetivo sea la promoción de la prevención del suicidio.

La Asociación trabaja con el compromiso de la realización de las siguientes actividades:

  • Talleres para enseñar a tratar el suicidio de acuerdo a las recomendaciones de la OMS en escuelas, medios de comunicación, ambulatorios, universidades…
  • Promoción de la prevención del suicidio a través de los canales de «La niña amarilla» (web, blog, redes sociales y medios de comunicación)
  • Colaboración con otras asociaciones y entidades públicas o privadas afines con el objetivo de la prevención del suicidio
  • Participación en jornadas, conferencias, cursos y talleres dirigidos a la prevención del suicidio
  • Participación en prensa, redes sociales y medios de comunicación como voz de prevención del suicidio
  • Realizar eventos culturales y deportivos para acercar de una manera más amable la prevención del suicidio

Nos llena de ilusión esta adhesión con Papageno.es para trabajar y colaborar en todo lo que podamos y seguir caminando en la misma dirección de la prevención del suicidio en nuestra sociedad.

 

Papageno.es es una plataforma de carácter independiente y no lucrativa. Nació en 2019 fruto del esfuerzo de un grupo de profesionales con vocación de servicio y activismo social con el objeto  de prevenir el suicidio.

Desde sus inicios se mueve desde la ilusión de unir esfuerzos de los profesionales y organizaciones preocupadas por el impacto que el suicidio provoca en nuestra sociedad. Este impacto no está marcado solo por el número de víctimas mortales, sino por el sufrimiento de las personas y colectivos más vulnerables, y entre ellos el de las personas que afrontan un duelo por suicidio (supervivientes).

Desde la filosofía de la lucha contra el estigma y el tabú, tiene como objetivos la sensibilización de la sociedad y de los colectivos profesionales, con especial atención a la formación y empoderamiento de personas y colectivos vulnerables.

 

¡Gracias por ser parte del cambio!

 

 

Una oportunidad para la prevención: COVID-19 y tasas de suicidio

Tiempo de lectura: 4 minutos

Autora: Susana Al-Halabí (Departamento de Psicología, Universidad de Oviedo).

COVID-19 COMO DESAFÍO A LA SALUD MENTAL

Foto de Anna Shvets en Pexels

Durante los primeros meses del confinamiento nos encontrábamos (y aún nos encontramos) ante una situación sin precedentes que suponía un verdadero desafío para todas las personas, particularmente para aquéllas en situaciones de vulnerabilidad y con presencia de factores de riesgo para problemas de salud mental. Parecía razonable pensar que el aislamiento, la incertidumbre, las dificultades económicas o la presencia de estrés podrían desembocar en un ascenso de las cifras de muertes por suicidio. No estaba claro si ese aumento se produciría a corto o largo plazo, pero sí que la comunidad sanitaria y científica debía estar preparada para un periodo desafiante. Paralelamente, se recomendaba evitar la idea de fusionar automáticamente el deterioro de la salud mental y la presencia de suicidio, tratando de disminuir el estigma, el uso de un lenguaje alarmista y la sensación de desesperanza de la población. Más aún, se presentaba este periodo como una ocasión para la cohesión social y la activación de factores de protección, como el apoyo social o la provisión de información fiable sobre la disponibilidad de ayuda para situaciones de crisis.

Tras un año de elucubraciones, el pasado mes de mayo se publicaba el primer estudio internacional con datos recogidos en veintiún países. Este estudio colaborativo, firmado por decenas de autores de reconocido prestigio y publicado en la revista The Lancet, arrojaba un dato claro: no se ha registrado un incremento en las tasas de suicidio durante los primeros meses de la pandemia. ¿Qué interpretación ofrecen los autores sobre este resultado? En primer lugar, el incremento auto informado de los niveles de ansiedad, depresión y pensamientos de suicidio no parece haberse traducido en un aumento correlativo de la muerte por suicidio, al menos en los países que formaron parte del estudio. La rápida implementación por parte de los gobiernos y otras instituciones oficiales de nuevas vías de acceso a los servicios de salud mental parece haber constituido un aspecto crucial en la prevención del suicidio. En segundo lugar, se han puesto en marcha diversos factores de protección, como la presencia de un sentimiento colectivo de comunidad, el apoyo a personas vulnerables a través de las nuevas tecnologías, o la permanencia de largos periodos de tiempo acompañados en el hogar, reduciendo así el estrés y la sensación de aislamiento y vacío. Finalmente, la mayoría de los gobiernos de los países del estudio han tomado medidas para paliar la previsible crisis económica, dotando de recursos económicos a muchas familias que, de no haber podido disponer de estas ayudas, contarían con importantes factores de riesgo. Con todo, los autores permanecen atentos a los posibles cambios que puedan producirse en los próximos meses y advierten de la necesidad de seguir garantizando los esfuerzos políticos y comunitarios que podrían haber sido los responsables de las bajas tasas de suicidio.

LA NATURALEZA CONTEXTUAL DE LA CONDUCTA SUICIDA

Foto de Startup Stock Photos en PexelsEsta situación también nos permite hacer una reflexión acerca de la naturaleza contextual de la conducta suicida, que no emergería automáticamente en forma de “síntoma” derivado del incremento de los problemas de salud mental, sino que se presentaría como un fenómeno complejo, multidimensional y multifactorial, en el que participan simultáneamente realidades de diferente tipo y orden (culturales, sociales, institucionales, psicológicas, éticas, etc.). Parece, por tanto, que no cabría una interpretación causal lineal, sino que habría que entender las conductas suicidas en los contextos biográficos de las personas, en la presencia de “sentido” en su sufrimiento y en la vivencia particular de sus dificultades. No se trataría, entonces, de reparar supuestas “averías” en el psiquismo, sino de dotar a las personas de recursos que permitan mejorar su acceso a los servicios sanitarios en situaciones de crisis, reducir la presencia de factores de riesgo y potenciar los factores de protección. Así mismo, compartir la preocupación, apoyar en los momentos de desesperanza, informar correctamente sobre los servicios de ayuda disponible, sensibilizar a la población acerca de la necesidad de dar apoyo social, derribar el estigma asociado a la conducta suicida y compartir la responsabilidad de los cuidados de las personas vulnerables, parecen estrategias valiosas para contener las tasas de suicidio.

NECESIDAD DE ACTUACIÓN

Surge la oportunidad de poner en marcha, más que en ningún otro momento, las estrategias de prevención del suicidio. Más aún, la implicación de todos y cada uno de los agentes de la sociedad y de todos los profesionales sanitarios es esencial. No podemos mirar hacia otro lado. Es hora de actuar.

Prevención del suicidio para personal de enfermería

Tiempo de lectura: < 1 minutos

31 de marzo 2021 – Valencia – Universidad Cardenal Herrera

Descargar programa de la actividad

El suicidio y el sentido de la vida

Tiempo de lectura: 4 minutos

Artículo escrito por Josep Ramon Ortega Fons socio de papageno.es

Foto de Ylanite Koppens en Pexels

¿Cuál es el sentido de tu vida?

Hace unos días en una sesión terapéutica, una persona con la cual estamos trabajando sobre el sentido de su vida, se giró hacia mí y me preguntó: “Si te lo puedo preguntar, ¿cuál es el sentido de tu vida?”. La pregunta me hizo entrar en un conflicto interior: me estaba preguntando si aquello con lo cual estábamos trabajando, yo lo tenía claro. No dudé demasiado y respondí afirmativamente: “el sentido de mi vida es ayudar a quien lo necesite a nivel psicológico y espiritual, para que su vida sea un poco más feliz”. Esta respuesta dejó a esa persona un tanto descolocada, al ver que tenía tan clara la respuesta.

La pregunta sobre el sentido de la vida no es una pregunta que haya surgido ahora, se hace desde que la humanidad existe. La persona siempre se ha preguntado sobre el sentido de la existencia. Se podría hacer una larga lista de filósofos, teólogos, psicólogos, etc. que han intentado escudriñar sobre esa misma pregunta.  Pero este no es el objeto de este breve artículo.

 

Ary Scheffer, San Agustín y santa Mónica, 1858.

Ary Scheffer, San Agustín y Santa Mónica, 1858.

 

Una de las estrategias más usadas para la prevención del suicidio es trabajar el sentido de la vida de la persona.  Es sin duda un elemento de “protección” para la vida: saber por lo que estoy en esta vida me puede generar el deseo de continuar viviendo. En pleno siglo XXI, y con una pandemia que sólo hace que empeorar la situación, la pregunta sobre el sentido de la vida se trastoca, por no decir que se olvida. No obstante sigue haciendo mella y calando hondo en cada uno de nosotros. Nos hace falta lo que San Agustín (c.397 d.C.) ya anunciaba:

 

«Los hombres salen a hacer turismo para admirar las crestas de los montes, el oleaje proceloso de los mares, el fácil y copioso curso de los ríos, las revoluciones y giros de los astros. Y, sin embargo, se pasan de largo a sí mismos. No hacen turismo interior»

San Agustín, Confesiones 10,8,15.

 

Tal vez algunos pueden pensar que es una pregunta banal, o que ya saben meritoriamente la respuesta. Hasta el momento en que llega la crisis. Cuantas veces se responde a esa pregunta sobre el sentido de la vida, con respuestas que no están a la altura?. Asociar el sentido de la vida a cosas como el tener un físico excelente (lo siento, pero siempre se envejece, pierdes facultades, o te rompes una pierna… y ya no es tan excelente…); o bien tener un buen sueldo, empleo, casas lujosas, el mejor iphone, el mejor coche (cuando lo tienes, experimentas que eso tampoco da sentido a tu vida… se estropea y todo en algún momento puede llegar a su fin…); o tener mucho prestigio, (que te alaben, que seas conocido, aparentar una vida feliz, tal y como vemos muchas veces en las redes sociales… el día que dejan de seguirte o simplemente tus mil amigos de Facebook no llenan la soledad interior que sientes…); o bien poder controlar a tus súbditos, creerte que eres mejor que los demás pudiéndolo mirar por encima de los hombros… (algún día se pueden cambiar las tornas y ser tú el que está por debajo…).

El tener, el poder y el aparentar son tres grandes fantasmas que parecen responder esa pregunta pero que no están a la altura de la respuesta y siempre acaban creando crisis, a veces irresolubles que encaminan a la persona a sentir que “su vida no tiene sentido”.

No es una pregunta fácil de responder, obviamente, pero como nos decía San Agustín, requiere que hagamos “turismo interior” para hallar la respuesta que realmente fundamente nuestra vida. Si el sentido de nuestra vida se halla en cosas tangibles o fácilmente perecederas, así de frágil será nuestra vida. En este tiempo de pandemia, donde tantas cosas se nos han hundido, y no sólo la salud y la economía, recuperar ese “turismo interior” que trasciende más allá de lo físico y tangible es una inversión de futuro y garantía de solidez. Podemos empezar ese turismo interior cada día, agradeciendo a quien cada uno quiera: a Dios, a la naturaleza, a la fortuna, a los chacras, a la vida… Cuando agradecemos constantemente lo que nos sucede, cuando saboreamos cada momento, es donde encontramos el sentido de la vida. No es tanto el descubrir el “que” sino el “porque” de ese sentido.  Es igual si uno construye coches o entierra muertos o trabaja para mejorar la movilidad de una ciudad o ayuda a las personas a superar la pérdida de un ser querido. La motivación que mueve a esa acción es lo que puede dar sentido a la existencia más allá de lo físico.

La pregunta y la respuesta forman parte de la incesante búsqueda que las personas tenemos y ansiamos. Esconde en lo más profundo de nuestro corazón una fuente inagotable del deseo de amar y de ser amados sin ataduras ni límites. Si lo que mueve nuestra existencia no se encuentra en esa fuente inagotable, puede que construyamos nuestra “persona” sobre unos cimientos frágiles que puede rompernos y dejarnos “sin sentido” cuando surjan las inevitables crisis en nuestra vida. 

Es necesario, más que nunca, convertir esta pregunta y su respuesta en una obligación para prevenir que alguien decida acabar con su vida y evitar el terrible impacto que ello produce en el ámbito familiar y en el círculo de amistades.

El Colegio Oficial de Enfermería de Cádiz organiza el «Curso de Intervención enfermera en el abordaje de conductas suicidas»

Tiempo de lectura: < 1 minutos

INTRODUCCIÓN

El suicidio es una conducta prevenible compleja y multicausal, que causa la muerte de 800.000 personas al año a nivel mundial. Las consecuencias en la morbimortalidad, emocionales y socioeconómicas lo han convertido en uno de los retos más importantes de salud pública de nuestra sociedad actual. Es la primera causa de muerte externa en España, la tercera para los jóvenes de 14 a 25 años y uno de los principales factores que afectan a los años de vida potencialmente perdidos.

CONTENIDO

  • Conceptos básicos y epidemiología en conductas suicidas.
  • Estigma y suicidios: mitos y falacias.
  • Factores precipitantes y señales de advertencia.
  • Factores protectores y de riesgo en el suicidio.
  • Detección, evaluación y actuación ante la conducta suicida.
  • La intervención comunitaria en enfermería y el suicidio.

 ALUMNOS80 alumnos

HORARIO: De 17 a 19:30 horas.

ACREDITACION: En fase de acreditación por la Agencia de Calidad Junta de Andalucía.

RESERVA DE PLAZA: 10 euros

DURACIÓN TOTAL20 horas

SOLICITANTE:

Estar colegiado en Cádiz y al corriente en sus cuotas colegiales. El alumno deberá rellenar el formulario de solicitud a través de la página coecadiz.com y abonar 10 euros en concepto de “reserva de plaza y compromiso”, una vez recibida la misma se le notificará la admisión al curso a través del correo electrónico.

En el caso de no poder asistir al curso deberá comunicarlo a este Departamento con un mínimo de 3 días antes del comienzo del curso (excluidos sábados, domingos y días de fiesta). La no asistencia al curso sin aviso previo de 72 horas o el abandono de este tras haberlo iniciado, supondrá la pérdida de la devolución de la cuota de reserva y compromiso. 

INSCRIPCIÓN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies