El suicidio necesita un abordaje integral y no medidas estéticas

El suicidio necesita un abordaje integral y no medidas estéticas

Tiempo de lectura: 4 minutos

Asociaciones firmantes

En cuanto a la noticia publicada por el diario ‘Redacción Médica‘, con el título «Sanidad ve ‘innecesario’ crear un plan específico para reducir el suicidio», y donde se atribuye a fuentes ministeriales que se «considera suficiente con incluir un apartado con objetivos dentro de la Estrategia de Salud Mental«, desde la Asociación de Profesionales en Prevención y Postvención de la Conducta Suicida «Papageno», La Asociación Andaluza de Supervivientes por Suicidio de un Ser Querido «Ubuntu» y la Asociación «Ángeles de Azul y Verde» y la Asociación Vasca de Suicidología «Aidatu»,  la Asociación «Psicología Abierta en Acción CLM» de Castilla-La Mancha, el  Colegio Oficial de Psicología de las Islas Baleares (COPIB),

MANIFESTAMOS

  1. Nuestro estupor ante semejante declaración, claramente contradictoria con las medidas anunciadas y el aparente interés mostrado para dar respuesta al problema. España necesita de un plan nacional de prevención del suicidio con entidad propia y medidas claras  y consensuadas. Dicho plan debe especificar los presupuestos y recursos para implementar las medidas necesarias para su control y no promesas o medidas estéticas. 
  2. Nuestra enorme preocupación por la situación caótica en la prevención del suicidio. En un país como España, con una sanidad pública envidiada en otros países, cada Comunidad Autónoma ha optado por caminos diferentes para el abordaje del suicidio. Este hecho produce las consiguientes disparidades de derechos entre ciudadanos que compartimos un mismo territorio. A este caos se suman las diferentes iniciativas que desde administraciones locales, el entorno educativo o laboral y desde diferentes instituciones se están dando sin ningún documento o guía que determine las líneas a seguir.
  3. Nuestra necesidad de señalar la contradicción entre las declaraciones y medidas anunciadas con la falta de interés de coordinar las acciones evitando que el suicidio se diluya en el complejo marco de un plan de salud mental más general. El interés creciente de apoyo a medidas para combatir el suicidio y para hablar de salud mental señalado a través de las manifestaciones de diferentes figuras de diferentes partidos políticos y desde el Gobierno resulta contradictorio con la falta de puesta en marcha de recursos. Estos son pobres, lentos y en algunos casos incluso generan más problemas que soluciones. 
  4. Nuestra preocupación de que las medidas largamente anunciadas  de forma repetitiva estén vacías de contenido y sean meras medidas estéticas cuyo objetivo sea solo favorecer la falsa idea de que se están «haciendo cosas», cuando realmente solo se está «dando barniz a una estructura deficitaria históricamente.» Se sigue sin dar respuesta a los problemas reales de salud mental y sobre conducta suicida en nuestro país.
  5. El riesgo que supone crear expectativas como la puesta en marcha en el futuro de la línea 024 de prevención contra el suicidio, sin advertir a la población que está solo en fase de proyecto y no en funcionamiento. No se ha establecido ninguna medida intermedia que avise de este hecho. Al estar el teléfono inactivo y no haber quedado claro el mensaje, las llamadas acaban siendo derivadas a otros servicios de asociaciones no gubernamentales como la nuestra, que muchas veces son desbordadas o, peor aún, dejan a las personas que demandan ayuda sin ninguna respuesta y en la más triste desolación.
  6. La falta de coordinación y de información que hay en general sobre las medidas que se implantarán.  Se lleva esperando demasiado tiempo mientras continúa agravándose el problema.

Y por todo lo anterior,

DECLARA

  1. Nuestra repulsa por el uso y la instrumentalización del problema y abordaje de la salud mental y de la conducta suicida con fines que estén más allá de la búsqueda de soluciones integrales a un problema que sigue siendo la primera causa de mortalidad externa en España y que arrojó un registro de 3.941 personas fallecidas por esta causa en 2020, la cifra histórica más elevada desde que existen registros. 
  2. Nuestra preocupación por la lenta y tibia respuesta del Gobierno a la demanda social de mejorar los recursos de salud mental y de dar respuesta al problema del suicidio en España. 
  3. Nuestra petición a todos los partidos políticos que desarrollan su actividad desde los diferentes niveles de la administración o desde la oposición para que exista consenso para darle solución a este grave problema de salud pública y social. 
  4. Nuestro compromiso como asociación a no permitir de ninguna forma que se siga mirando a otro lado o convertirnos en meros dispensadores de servicios por la dejación de funciones de las diferentes instituciones.
  5. Nuestro llamamiento a la protesta colectiva y constructiva que situé el suicidio como problema en las agendas políticas y de la administración y que les recuerde su responsabilidad si no en su génesis, sí en buscar soluciones integrales teniendo en cuenta las demandas históricas de todos los colectivos implicados en la salud mental y el suicidio.

En Sevilla, a 24 de enero de 2022

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies