Día Mundial para la Prevención del Suicidio: el éxito cuando se hacen las cosas bien

Día Mundial para la Prevención del Suicidio: el éxito cuando se hacen las cosas bien

Cada año, cuando el verano ya llega a su fin, se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. El día 10 de septiembre se dedica a dar visibilidad a un problema oculto de salud pública (cada vez menos oculto) que es responsable de unas 800.000 muertes anuales a nivel mundial.

El reto para afrontarlo es sin duda una tarea titánica y aún queda tanto por hacer que parece osado que un día dedicado a un tema tan doloroso pueda provocar una sonrisa en alguien. Sin embargo, no todo alrededor de este tema es negativo. En la jornada de este año diversas instituciones han organizado actos en otros tiempos impensables que han contado con una importante asistencia de público en general y de profesionales. En un país, donde todavía no existe un plan Nacional de Prevención del Suicidio, parece que las asociaciones están movilizando a las diferentes fuerzas sociales para motivarlas a frenar este fenómeno que tiene consecuencias individuales pero también importantes repercusiones familiares y sociales.

Nuestra felicitación para todas las asociaciones que participaron en algún acto de este tipo. Muchas gotas de agua en movimiento pueden convertirse en una fuerte corriente que acabe con el estigma que cae como una losa sobre este problema y que fomenta los mitos que lo mantienen. 

Desde papageno.es, por invitación de la Associació de Familiars i Amics Supervivents per suïcidi de les Illes Balears (AFASIB), tuvimos la oportunidad de participar en la jornada organizada en la Caixa Forum de Palma de Mallorca. Para quien ha participado en la organización de algún acto de este tipo no le será ajeno el cúmulo de problemas, sinsabores, estrés e ilusión que se mezcla en un crisol y que hace que pienses en que nunca volverás a organizar algo así, aún sabiendo que más pronto que tarde volverás a hacerlo.

Cuando las cosas nacen de la ilusión de un  grupo de personas dispuestas a regalar una tarde como la que todos y todas las participantes al acto vivimos, se demuestra que las grandes cosas se construyen de cosas pequeñas. El éxito es fruto del trabajo duro y la recompensa de quien está dispuesta a todo para dar un sentido a una de las vivencias más duras, la pérdida de un ser querido por suicidio. Es el caso de AFASIB, con su presidenta al frente, Xisca Morell.

 

“LLEGAR JUNTOS ES EL PRINCIPIO. MANTENERSE JUNTOS, ES EL PROGRESO. TRABAJAR JUNTOS ES EL ÉXITO”. HENRY FORD.

 

Xisca hace de las contrariedades de la vida virtud. Y así se reunieron en una sala a diferentes organizaciones que esa tarde se fundieron en una sola. Sin protagonismos, representantes de la administración autonómica y del ayuntamiento, del Colegio de Psicología de las Islas Baleares, periodistas, el indispensable Teléfono de la Esperanza, la RED-AIPIS, la asociación Ángeles de Azul y Verde de prevención del suicidio en cuerpos policiales, representantes del Observatorio del Suicido y colaboradores de papageno.es.

Pero, lo que es más importantes, allí estuvieron los supervivientes, personas que han vivido este drama de forma cruenta y que suman su voz para decir basta a vivir este problema de forma oculta tras el telón de la vergüenza. También estuvieron muchas otras personas anónimas dispuestas a unirse para luchar por un tema tan sensible y que provoca tanto malestar en nuestra sociedad.

Cuando lo profesional se une a lo humano las cosas salen bien. Y eso ocurrió. AFASIB nos regaló una tarde mágica y nos demostró que a pesar de todo lo que nos queda por delante, hablar del suicidio no es sólo necesario, sino posible. El éxito no es una cosa individual. El éxito es de los más de 3.500 muertos anuales por suicidio que muchas veces son invisibles. De todos aquellos que ni siquiera aparecen en las estadísticas, de los supervivientes que perdieron una parte de sí mismos para siempre y de la sociedad general que gracias a estos pequeños actos se vuelve, un día al año, más humana.

Ahora toca convertir los 364 días que nos faltan hasta el próximo Día Mundial en oportunidades para acompañar a esas personas que sufren y que están clamando ayuda para salir del pozo de las ideas suicidas. Porque el suicidio es prevenible, ¡Lucha!

Afasib organizó un acto con motivo del Día Mundial de Prevención del Suicidio en Mallorca que contó con gran participación de público y profesionales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?