Y tú buscando a alguien y me tenías a tu lado. Soledad y desesperanza en el suicidio.

Y tú buscando a alguien y me tenías a tu lado. Soledad y desesperanza en el suicidio.

Ayuda frente al suicidio

 

Soledad, desesperanza y suicidio

En el caso que existiera alguna característica común a aquellas personas fallecidas por suicidio la más probable sería la vivencia de soledad y desesperanza. Y es que la persona que se suicida, no sólo puede carecer objetivamente de apoyos sociales, sino que en muchas ocasiones deja de percibir los recursos de su entorno social más cercano.

Todas las personas nos sentimos solos en nuestra vida cotidiana. Pese a nuestra incapacidad para recordarlo, podríamos decir que la primera vez que sentimos esa sensación de «separatidad«, como la denominó el psicólogo Erich Fromm, es en el momento del parto. Si el  embarazo no ha sido problemático, cuesta creer una situación donde uno pueda sentirse más seguro. El parto, nos hace conscientes por primera vez de la soledad en toda su intensidad. Algunos autores dicen incluso que las emociones de los primeros momentos dejan una huella mnémica en nuestro cerebro.

En la mayoría de las ocasiones, aprendemos a afrontar la soledad de manera adaptativa. Pero, ¿qué ocurriría si alguien pensara que esa soledad fuera eterna? Entonces hablaríamos de desesperanza. Para entenderlo tenemos que tener en cuenta que en español la palabra soledad tiene varias acepciones. Nos referimos a la soledad no deseada. A aquella que produce emociones displacenteras y que te hacer sentirte desconectado del mundo que te rodea.

 

«La vivencia de la separatidad es la fuente de toda angustia. Estar separado significa estar aislado, sin posibilidad alguna para realizar las capacidades humanas. De ahí que estar separado signifique estar desvalido, ser incapaz de aferrar el mundo -las cosas y las personas».

Erich Fromm

 

El suicidio como acto social

En consecuencia, los seres humanos nos caracterizamos por el desarrollo de lazos sociales complejos que justifican gran cantidad de nuestros comportamientos. El suicidio no es solo un acto social porque se da en una coyuntura socioeconómica y cultural concreta. También lo es por el hecho de que el peso de las variables familiares y sociales tienen un peso importante. En ese mismo sentido, los grupos de socialización, el familiar, el escolar y el laboral pueden constituir importantes factores de riesgo o protección. Esta motivación a moverse en grupos sociales aumenta la probabilidad de supervivencia.

Por otro lado, la persona con ideación suicida piensa en muchas ocasiones de forma errónea que su muerte liberará de una carga a sus familiares y allegados. Niegan o desconocen el hecho de que una muerte por suicidio afecta dramáticamente a su entorno familiar y social más cercano. En otras ocasiones el suicidio se convierte en la forma de expresar un daño, responsabilizando a otros de su decisión. Sea como sea, el suicidio es un salto hacia delante de una persona que no se siente capaz de responder a sus problemas.

 

Sin embargo, no estás solo

Por eso, si te sientes deprimido, desesperanzado o solo, mira a tu lado. Si miras lo suficiente acabarás encontrando a alguien a tu alrededor que te ayude a pasar esta crisis. No es fácil responsabilizarse de la soledad. Afrontarla es uno de los actos de valentía más grande que tendrás que hacer esta vida. Pero no estás solo. Muchas personas podemos ayudarte a conseguirlo.

 

Y tú buscando a alguien y me tenías a tu lado

Si encontrar a alguien dispuesto a ayudarte te resulta complicado, te invitamos a pasar un tiempo juntos. Así que si cuando sientas desesperanza necesitas a alguien que te  asesore para encontrar la ayuda que necesites, escribe al WhatsApp 633 169 129. Te esperamos al otro lado. algún día tendremos que separarnos, pero no será en este momento. Vivamos juntos esta etapa.

 

El acto suicida no es un acto de libertad

Algunas personas defienden el acto suicida como un acto libre. Cabe reflexionar, si alguien influenciado por la negatividad propia de la tríada cognitiva descrita por Beck en los procesos depresivos con una visión negativa de uno mismo, como de los demás como del futuro (cuando esto no tiene ningún dato objetivo que lo corrobore) está capacitada para tomar decisiones libres.

Los expertos en suicidio repiten una y otra vez a forma de mantra la frase «El suicidio es una solución permanente a un problema temporal». Seguro que eres importante para mucha gente, ya lo eres para nosotros.

 
Más información

 

papageno.es es una plataforma profesional de prevención y postvención del suicidio que cuenta con un grupo de ayuda mutua para supervivientes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: