¡Si has pensado en suicidarte dedica sólo 5 minutos en leer esto!

Photo by cottonbro from Pexels

¡Muchas gracias!

No sé por qué has llegado hasta aquí y tampoco sé quién eres, pero me alegra de que me estés leyendo en este momento. Sólo soy alguien que empatiza mucho con el dolor de las personas, por lo que no quiero convencerte de nada.

Puedo suponer que si estás leyendo este post es porque estás pasando por un mal momento. ¡Entiendo tu preocupación! Me hubiese encantado estar ahora mismo a tu lado y poder hablar directamente contigo, pero como sé que no es posible, intentaré conectar contigo desde aquí.

A lo largo de los últimos años he tenido contacto con personas que han pensado en el suicidio, al igual que tú lo puedas estar pensando ahora. Por eso, durante las siguientes líneas me gustaría poder compartir contigo algunas ideas.

Imagino que si estás pensado en quitarte la vida, te sientes muy mal y estas sufriendo mucho, y no quiero intentar decirte lo que tienes que hacer, pero si has llegado hasta aquí es que sigues conmigo y esto es muy bueno, por lo que quiero darte las gracias. Esto significa que al menos sientes la ambivalencia; sientes la confusión en lo más profundo de tu corazón sobre lo que tienes que hacer para solucionar tu situación. No es raro lo que sientes, a mucha gente le ocurre y es absolutamente normal. Estar un poco inseguro sobre qué hacer significa que una parte de ti todavía quiere vivir, así que me quiero agarrar a este sentimiento en estos momentos

Los pensamientos suicidas surgen en el momento en el que el dolor que estas sintiendo sobrepasa la puesta en marcha de cualquier recurso para superar la situación, por lo que no es algo que se elige , y por ello quiero que sepas que no eres una persona vulnerable o frágil por tener estos pensamientos. Ni siquiera significa que quieras que tu vida acabe, sino que sientes tanto dolor que crees que no lo puedes soportar en este momento.

Cuando este dolor emocional sobrepasa los recursos para poder controlarlo, el resultado puede ser el comienzo de las ideas o sentimientos suicidas. El suicidio es uno de los recursos que encuentran las personas para afrontar el dolor. Cada persona es muy diferente; cada uno afronta el dolor de forma distinta. Lo que para una persona puede ser soportable, para otros puede ser que no lo sea

 

Visto desde esta perspectiva y no como una elección personal, los sentimientos de suicidio se podrían aliviar si el suicidio no se viese como una solución definitiva a un problema temporal.  Si encuentras la forma de reducir el dolor y aumentar los recursos de afrontamiento es posible que el dolor disminuya.

 

Querido lector, al igual que me has leído hasta ahora con paciencia, date tiempo cuando te vengan los pensamientos suicida a la mente. Puedes apuntarlo en un papel y tenerlo siempre contigo. Por ejemplo: «Esperaré hasta mañana antes de hacer nada». Sentir y hacer son cosas diferentes; pensar en el suicidio no significa que lo tengas que hacer. Espera y sigue adelante. 

Como he dicho antes, las personas se suicidan porque están sufriendo mucho y quieren terminar con el dolor buscando un alivio. Visto desde esta perspectiva es que les importa su persona y no quieren sufrir más. El alivio es un sentimiento y para poder sentirlo, como cualquier emoción, tenemos que estar vivos. Por lo que te pediría que hablases sobre tus emociones y las ideas de suicidio. Estadísticamente aumenta la probabilidad de que vayas a vivir. No estás sólo, habla sobre lo que estas sintiendo.

Puede ser que cada persona reaccione de diferente manera ante tus ideas suicidas. En el caso de que reaccionen de forma distinta a la que se podría esperar, ese comportamiento no es acerca de ti, sino acerca de sus miedos. Sienten miedo a equivocarse o sobre cómo pueden ayudar. Pero existen otras personas que no te juzgarán y te mostrarán su preocupación. AHORA que te estás dando ese tiempo hasta mañana, intenta ponerte en contacto con alguna persona en la que confías y cuéntale lo que te está pasando. También puedes acudir a algún profesional que te apoye en estos momentos.

Por último te agradecería si te hicieras un plan de seguridad con todos los recursos a los que puedas acudir cuando te veas invadido por los pensamientos suicidas. Te ayudara a poder sobrellevar las situaciones difíciles.

 

MUCHAS GRACIAS POR LLEGAR HASTA AQUÍ. RECUERDA QUE NO ESTÁS SOLO

 

Fuente bibliográfica: metanoia.org (en inglés)

 


Simona Ionela Puiu

Psicóloga y Maestra, actualmente cursando Máster Universitario en Psicología General Sanitaria. Máster en neuropsicología clínica y formación en violencia de género y atención psicológica telemática inmediata. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: