Organización Mundial de la Salud (OMS)

Prevención del suicidio en prisiones y cárceles

El suicidio es con frecuencia la causa individual más común de muerte en escenarios penitenciarios. Las cárceles, prisiones y penitenciarías son responsables por la protección de la salud y seguridad de sus poblaciones de reclusos, y el no hacerlo, puede ser objeto de impugnación legal.

Considerando que el interés de los medios de comunicación alimenta más el suicidio en los centros penitenciarios, éste puede convertirse fácilmente en un escándalo político. Más aun, la conducta suicida de los reclusos en custodia significa un evento estresante para los funcionarios y para otros presos que lo confrontan. Por lo tanto, el suministro de servicios adecuados para la prevención e intervención del suicidio es beneficioso tanto para los presos en custodia como también para la institución en la que se ofrecen los servicios. Es dentro de este contexto que los escenarios penitenciarios luchan con el problema de la prevención del suicidio en los reclusos.

ACCEDER AL DOCUMENTO COMPLETO


 

Ministerio del Interior

Programa Marco de Prevención del Suicidio (Centros Penitenciarios, instrucción I – 5 /2014 )

La constante revisión de sus procedimientos por la Administración Penitenciaria ha determinado la oportunidad de examinar la Instrucción 14/2005, de 10 de agosto, sobre programa marco de prevención de suicidios, a la luz de la evaluación de los diferentes episodios acaecidos en los últimos años.

En un análisis de la misma se observa que ha supuesto un instrumento útil de detección y de intervención en los internos incluidos en el programa de prevención de suicidios, si bien, después de casi una década, conviene precisar algunas situaciones en la detección de la conducta suicida y en las medidas a adoptar ante una situación de riesgo para los reclusos.

ACCEDER AL DOCUMENTO COMPLETO