Manejo de problemas y conflictos en la prevención del suicidio

Manejo de problemas y conflictos en la prevención del suicidio
Manejo de problemas y conflictos, habilidades para la vida en la prevención del suicidio

Habilidades para la vida

Las habilidades para la vida son destrezas relacionadas con el desarrollo de las personas. Permiten un afrontamiento efectivo de las situaciones a las que te expone la vida diaria. 

Como tales, son recursos personales que aumentan tu resiliencia y son factores protectores ante el consumo de drogas, las conductas suicidas u otros comportamientos con consecuencias negativas.

Estas destrezas o estrategias puedes agruparse en tres diferentes categorías: habilidades sociales (comunicación, negociación, confianza, cooperación y empatía), cognitivas, (solución de problemas, comprensión de consecuencias, toma de decisiones, pensamiento crítico y autoconocimiento) y sobre el control de emociones (estrés, sentimientos…).

En esta entrada nos centraremos en la resolución de problemas y los conflictos interpersonales.

 

Puedo resolver mis problemas

La resolución o manejo de problemas es una habilidad cognitiva con diferentes pasos o fases. No puedes controlar lo que sientes, pero si como respondes ante lo que sientes.

Muchas veces nuestras preocupaciones tienen un carácter difuso y poco delimitado por lo que en primer lugar suele ser útil identificar claramente el problema y su origen.

En el siguiente paso conviene contemplar diferentes soluciones para dar respuesta al problema (lluvia de ideas). Compáralas hasta encontrar la mejor, o sea, aquella más coherente con el problema que minimice las consecuencias negativas del problema, con sus pros y sus contras. 

Para realizar este proceso puedes pedir ayuda a aquellas personas que puedan aportarte información. Te ayudarán a encontrar la mejor solución. No todos los problemas tienen una solución fácil o deseable, pero recuerda que lo importante no es lo que ocurre en tu vida, sino como lo afrontas.

Cuando le hayas dado esa solución, evalúa que ocurre con el problema, las consecuencias que tiene en tu vida y en los demás. Si se ha solucionado, toma nota para próximas ocasiones. Si no, reevalúa y busca una solución alternativa.

No te canses, el proceso puede ser tan duro y largo como gratificante… Los problemas o crisis son inevitables y consustanciales con la vida, pero ofrecen la oportunidad de mejorar y aprender de ellos.

Hay muchas personas que aprendemos a anticipar los problemas. Como consecuencia, sentimos ansiedad provocada por la falta de certeza de lo que nos deparará el futuro.  Es importante aprender a vivir el presente. Ante los problemas lo importante es ocuparse de ellos cuando lleguen. Preocuparse continuamente, no solo que no los soluciona, sino que aumenta nuestro sufrimiento de manera innecesaria. 

 

Conflictos interpersonales

Una categoría principal de los problemas provienen de las relaciones interpersonales. La felicidad se relaciona directamente no solo con una sana relación con uno mismo, sino con el establecimiento de relaciones sanas con los demás.

Nuestra salud mental tiene que ver esencialmente con el apoyo social que recibimos. Somos seres sociales e independientemente de si somos más introvertidos o extrovertidos, las relaciones sociales nos ayudan a sentirnos bien.

Los conflictos son choques entre diferentes necesidades, motivaciones, pensamientos o formas de entender la vida. Afrontarlos de forma adecuada y en equilibrio entre mi derechos y necesidades y los de los demás, establece relaciones fuertes y sanas.

Los conflictos interpersonales deben ser abordados. Para esto la mejor herramienta que tenemos es la comunicación. La comunicación es especialmente adecuada cuando te sientas mal. 

 

Pide ayuda

En consecuencia, si tienes ideas suicidas, comunícate. Busca ayuda a tu alrededor. Elige a personas que pienses que pueden ayudarte en esto y si no las encuentras, busca ayuda profesional a través de los servicios de salud mental públicos y privados de tu país. También existen servicios concretos para atender a personas conductas suicidas en España o en latinoamérica

Si al principio no te sientes comprendido, sigue buscando a la persona adecuada. Las crisis suicidas tienen una duración limitada. Si consigues pasar la crisis podrás aprender habilidades para afrontarlas adecuadamente cuando aparezcan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: